8/6/12

#PASAEdeviaje: ÁMSTERDAM, apartamentos WoZoCo’s (MVRDV)

El pasado verano tuvimos la oportunidad de realizar un viaje que nos llevó a diferentes capitales europeas y, como no podía ser de otra forma, la cosmopolita Ámsterdam fue una de las paradas obligadas en nuestro recorrido.


La cultura arquitectónica holandesa es, como todos sabemos, una de las más destacadas del panorama contemporáneo europeo, y los apartamentos WoZoCo’s suponen uno de los múltiples ejemplos de la cantidad de obras gratamente innovadoras que han surgido allí como fruto de las oportunidades facilitadas a jóvenes y talentosos estudios en el país.

El bloque, destinado a personas mayores de 55 años, está situado en el barrio de Ámsterdam-Osdorp, uno de los barrios (bastante) periféricos de la capital. Fue construido entre los años 1994 y 1997, y es uno de los proyectos gracias a los cuales un (por aquel entonces) prometedor estudio, compuesto por 3 arquitectos y llamado MVRDV, se dio a conocer en el panorama arquitectónico internacional.

 
Como se puede apreciar, y todos ya sabemos, lo más característico  e impactante de este bloque son sus grandes cajones en voladizo, en los que se ubican viviendas completas. Teníamos ganas de verlos in situ, y la verdad es que son tan impresionantes como imaginábamos.

 
Es curioso saber que estos cajones en voladizo son una respuesta a un problema programático y urbanístico: por norma, la ocupación de suelo y el límite de altura tan sólo permitía un bloque de 87 viviendas para garantizar su perfecto soleamiento, pero el cliente demandaba 100. El hecho de situar las otras 13 en un bloque extra suponía ocupación de más suelo y eliminación de zonas verdes, así que los arquitectos decidieron colocarlas en la fachada norte en sorprendentes volúmenes suspendidos en el aire, con varios metros de vuelo.

 
La mayor parte del presupuesto se dedicó a la estructura, triangulada e indeformable, así que para este proyecto se utilizaron materiales poco costosos, y el resto del bloque es bastante sencillo. Por otro lado, en la fachada sur se produce un juego dinámico a base de formas y colores, de ventanas y pequeños balcones que también sobresalen, y que pese a su aparente irregularidad forman un conjunto equilibrado que comparte el carácter WoZoCo.


Es grato comprobar en primera persona cómo un aspecto a priori azaroso y producto de un capricho responde realmente a un problema planteado, resolviéndolo de una forma imaginativa y contribuyendo a dotar al barrio de un bloque diferente, innovador, un bloque que causa impacto y que es otro claro ejemplo de ese movimiento arquitectónico contemporáneo tan holandés.

PASAE & Co

2 comentarios:

  1. Aún recuerdo la caminata, y la ira asesina que estuvo a punto de costarle la vida a maqui...

    ResponderEliminar
  2. He mirado en google maps, y desde la última parada de tranvía hasta allí hay 2 km "solo". El problema es que antes nos alejamos casi otro km para ver el otro edificio d mvrdv, por lo q en total son casi 6 km para ver 2 edificios por fuera. dios, me estoy cansando solo de pensarlo xD

    ResponderEliminar