6/7/12

Eventos deportivos, arquitectura y ciudad

Tras la Eurocopa, evento deportivo que ha captado todos los flashes durante las últimas semanas, hay una serie de aspectos que me han llevado a reflexión sobre eventos deportivos, arquitectura y ciudad. No se trata de describir o analizar los estadios que se han rehabilitado o se han construido para el acontecimiento, ese sería el análisis arquitectónico más inmediato, pensar en arquitectura y evento deportivo e inmediatamente reflexionar sobre las piezas arquitectónicas (los estadios). Además, sobre eso ya se ha escrito en otros blogs de arquitectura y hay información muy abundante en la red.

Popularmente se dice que el fútbol puede cambiar la sociedad en la que vivimos y curiosamente los arquitectos damos esa misma habilidad a la arquitectura. Según mi opinión se trata de una verdad a medias en los dos casos. Lo realmente importante es la capacidad que tienen tanto los eventos deportivos como la arquitectura de influir en la ciudad y en la sociedad.

¿Por qué tantos países compiten por organizar un evento deportivo de grandes dimensiones (Eurocopa, Mundial de fútbol, Juegos Olímpicos)?  La respuesta inmediata son los beneficios económicos, pero tras investigar un poco se puede descubrir que para organizar la Eurocopa que acaba de concluir los países organizadores han invertido más de 25.000 millones de euros y los mayores ingresos se reciben del turismo, aproximadamente 1,4 millones de visitantes. Además, numerosos estudios reflejan un crecimiento mínimo del PIB. Por lo tanto, el beneficio se encuentra en el desarrollo de infraestructuras para la ciudad, la renovación de instalaciones, la construcción de nuevos edificios, las inversiones que reciben los países organizadores y sobre todo ser el foco de todas las miradas durante el evento deportivo.

Un ejemplo aún más claro de este efecto lo protagonizará en los próximos años Brasil, al aglutinar dos grandes eventos deportivos de forma consecutiva. Un país en desarrollo y con muchos recursos va a recibir un gran impulso en infraestructuras, nuevas edificaciones que se proyectan para los eventos pero que quedarán como legado para las ciudades y en definitiva se mejorará la calidad de vida de los ciudadanos como por ejemplo en la ciudad brasileña de Natal. 




Estos eventos deportivos generan además nuevas iniciativas, como por ejemplo la llevada a cabo para el mundial Brasil 2014 como el primer mundial sostenible integral. Se contemplan aspectos como la cooperación social, la gestión de residuos, las energías renovables, la reducción y compensación de los gases contaminantes y principalmente el desarrollo de los “estadios verdes” garantizando que todos los recintos deportivos obtendrán el certificado LEED (Liderazgo en Diseño Energético y Medioambiental).


En conclusión, el mérito que hay que darle al evento deportivo es la capacidad de impulsar el desarrollo de una ciudad o incluso de todo un país, uniendo el efecto producido por la aparición de inversiones y el uso de la arquitectura como instrumento principal, un evento de estas características cambia la sociedad.

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario